En el Km. 118 de la Nacional II, a la izquierda, dirección a Sigüenza, aparece un angosto, profundo y sinuoso valle, por el que pasa el río Dulce.
El río Dulce nace en término de Estriégana, pasa cerca de Sauca y se encamina hacia el sudoeste, atravesando peñascos, hasta la vega de Pelegrina, donde forma una hoz que rodea el peñón donde se asientan el pueblo y su castillo. Posteriormente recorre la vega rodeada por monte alto, abriéndose paso a través del desfiladero llamado "Gollerío o de la Mujer", cerca de la cascada de Peña Sancho, hasta llegar al valle de La Cabrera. Continúa por un estrecho paso hasta llegar a Aragosa, y sale a la vega de Mandayona, pasando frente a Villaseca. Aquí recoge las aguas procedentes de Castejón del Cid, desembocando, finalmente, en el Henares por su margen izquierda próximo al pueblo de Matillas.

Recientemente ha sido declarado Parque Natural del Barranco del río Dulce, lo que permitirá proteger su abundante fauna entre la que destacan el águila perdicera, el buitre leonado, el halcón peregrino, el zorro, la nutria y la trucha común, entre otros.

Desde siempre el valle del Dulce ha sido camino de unión entre el valle del Henares con la meseta alcarreña y los páramos de Molina, constituyendo, por su orografía, una zona estratégica adecuada para alzar fortalezas para su defensa.

 

 

Inicio - Historia - Pelegrina - Río Dulce - Enlaces - Contacto - Versión Flash
Castillo de Pelegrina. Copyright Diseño GZSZ